Buscar
  • ama peraza blog

Un espacio perfecto para tu homeoffice



Por Amaris Peraza


Trabajar desde casa se esta volviendo algo de rutina y para muchos paso a ser algo fijo. Así que debemos generar estructuras para que podamos ser productivos Lo primero es poder motivarnos y concentrarnos, esto no los da en gran medida el espacio. Asi que les dejo una guía para poder armarlo o reorganizarlo.


Es de suma importancia que previo a comenzar a trabajar bajo esta modalidad pienses en el lugar ideal para llevarla a cabo todos los días. No es necesario invertir todos tus ingresos para tener tu propia oficina en casa, pero sí es indispensable que encuentres un ambiente separado del resto de la familia donde puedas enfocarte, pensar, recibir o realizar llamadas y elaborar todas tus actividades.

Toma en cuenta:

1) Espacio

Un aspecto que tienes que tener en cuenta a la hora de organizar tu oficina en casa es el hecho de si recibirás visitas de socios, compañeros freelance o clientes. Si es así, tendrás que buscar un lugar más amplio para ubicar tu despacho, puesto que celebrar reuniones en espacios pequeños no es una buena idea.


Ahora si es solo para ti un pequeño espacio donde puedes estar cómoda y concentrarse será suficiente. Pero tambien tu despacho debe ser ese lugar donde encontrar la inspiración y la motivación necesaria para ser más productivo. ¿Crees que hace falta algún aspecto más para lograrlo? Me lo puedes contar en los comentarios.


Así que puedes escoger un rincón o una habitación para que puedas enfocarte y cumplir con tu rutina de trabajo. La sala y la cocina no son buenas ideas porque no podrás poner la línea entre trabajo y hogar, que es una de las claves para poder ser productivo.





2) Iluminación

La luz del sol regula el ritmo circadiano; es decir, la producción de las hormonas que inyectan energía en nuestro cuerpo durante el día y las que lo relajan para dormir plácidamente por las noches. Tomando esto en cuenta la iluminación es un elemento clave para trabajar y por eso es importante que verifiques:

A. Aprovecha la luz natural

Si dispones de alguna fuente de luz natural, aprovéchala al máximo y coloca el puesto de trabajo cerca. De este modo, mejorarás la iluminación y ahorrarás también en electricidad.


B. Distribuye los puntos de luz

Si vas a hacer alguna reforma en tu nueva área de oficina, piensa en cómo vas a distribuir los puntos de luz para que no quede ningún rincón peor iluminado que otro. Pide ayude a expertos ya que, hoy en día, existen muchas soluciones y dispositivos de iluminación que pueden resultarte muy útiles.


C . Iluminación de techo

Cuando la iluminación está en el techo, se recomienda ubicarla en los costados de la zona de trabajo para que incida de manera transversal. Además, la vista al monitor debe ser paralela a los focos de luz.


D. Elige los tipos de lámparas

Es recomendable usar fluorescentes, ya que emiten menos calor. Piensa, también, qué cantidad de tubos necesitas para iluminar bien el lugar.


E. Apuesta por luces blancas

Existen diferentes tipos de luces artificiales: blancas, amarillas, frías, cálidas… Para espacios de trabajo, deberías elegir bombillas blancas ya que incrementan la concentración y la productividad. En cambio, para ambientes cálidos, como zonas de descanso, instala iluminación amarilla.


F. Invierte en bombillas LED

Además del bienestar, tampoco debes olvidar el ahorro energético y económico. Utiliza bombillas LED que son duraderas, eficientes, consumen muy poco y ofrecen una luz de gran calidad.


G. Evita el exceso de luz

Ni te quedes corto, ni te pases. Un exceso de iluminación en la oficina también puede causar fatiga y problemas de visión.

3) Escritorio y silla

La oficina en casa perfecta está a solo un par de centímetros, ¿o a siete? Quizá a cinco. Cuando se trata de medir, intenta reducir al mínimo las estimaciones. Medir correctamente el espacio no solo garantiza que los muebles quepan en el espacio: también permite optimizar el flujo de personas, maximizar la funcionalidad y lograr una apariencia más profesional.


Recuerda: sin importar lo atractivo que sea un mueble (o accesorio, en su caso), si no encaja, lucirá fuera de lugar y restará valor al diseño en general.

Los espacios de oficina con frecuencia son víctimas de una apariencia fría y monótona a causa de los colores neutros, la abundancia de equipos eléctricos, la decoración impersonal o todas las anteriores.





Asegúrate de que tu oficina en casa no siga el mismo camino eligiendo materiales con una estética más cálida. Una manera sencilla de crear una atmósfera más acogedora es elegir muebles en materiales naturales como la madera y la piel. ¿Prefieres vidrio o metal? Estas superficies son fantásticas por ser muy fáciles de limpiar, aunque debes considerar compensar su apariencia de fabricación industrial con un par de accesorios en madera o algunas macetas con plantas.

Ahora es vital que tu comodidad y salud deben ser prioritarias al momento de diseñar tu oficina en casa. El hecho de que el mobiliario de tu oficina en casa sea ergonómico te ayudará a disfrutar más de tu nuevo espacio y, a la vez, te ayudará a cuidar tu salud.

Eso significa que debes elegir un escritorio y sillas de oficina en casa con la altura adecuada promueve una postura correcta y mantiene tu cuerpo bien alineado. Eso lo puedes lograr con muebles modulares.

En este punto la gente de Modulvenca hizo un espacio bonito y en las medidas exactas y con delivery en Venezuela.


Qué es importante en una silla de oficina

· Asiento: Es muy importante que sea regulable en altura, ya que podremos fijar la posición de nuestro torso respecto a la mesa de trabajo. Si la silla queda demasiado baja, sufrirá nuestra zona lumbar. Si es demasiado alta, forzaremos las vértebras y músculos de la parte dorsal y el trapecio. También debe permitir modificar su colocación respecto al respaldo para que nuestro abdomen no se vea comprimido, lo que nos causaría problemas de circulación y digestivos. En cuanto al tamaño, debe ser lo suficientemente ancho como para que podamos sentarnos holgadamente en la parte central y tengamos espacio alrededor. Además, la parte delantera del asiento debe estar inclinada hacia abajo para que no nos oprima la parte posterior de las rodillas ni dificulte la circulación de las piernas.


· Respaldo: Es una de las partes más importantes de la silla. Debe ajustarse a la espalda y ofrecer un apoyo en la zona lumbar. Es aconsejable que sea regulable en inclinación y que la silla ofrezca la posibilidad de regular su firmeza y su fijación o movilidad del respaldo. A este respecto, los respaldos vasculantes son buenos para jornadas que no excedan las cinco horas, pero si vamos a estar más rato, mejor que probemos con sillas sincronizadas, donde el respaldo vascula a la vez que el asiento se desliza adelante o atrás, con lo que nunca entramos en posturas de compresión de la columna ni el abdomen. 

· Altura de respaldo: Es muy recomendable que la altura sea regulable y que el respaldo tenga una longitud suficiente como para poder cubrir al menos toda la espalda. Algunos modelos permiten añadir un reposacabezas en la parte superior que ayuda a descansar las vértebras de la zona dorsal sin someter la columna a excesivas torsiones.


· Apoyabrazos: Deben permitirnos mantener una postura cómoda, con los brazos formando un ángulo de 90º mientras escribimos en el ordenador, a la vez que sirven de apoyo en los codos y antebrazos. También son útiles para facilitar la incorporación y deben ser lo suficientemente resistentes para soportar nuestro peso al levantarnos de la silla. Por otro lado, es aconsejable optar por modelos que nos permitan variar la altura y posición de los apoyabrazos, así como regular su separación con el asiento de la silla. No deben en ningún caso oprimirnos las caderas ni tampoco impedir que podamos colocarnos cerca de la mesa. 


4) Almacenamiento

La organización es fundamental para crear la oficina en casa perfecta. Mantener tu oficina en casa organizada y libre de desorden aumenta tu eficiencia, ¡además de hacer que tu espacio se vea increíble! Los escritorios con cajones y archivadores son herramientas fantásticas de organización, aunque también existen otras soluciones elegantes y creativas que podrían interesarte.

Aunque la mayoría de las personas típicamente colocarían una cómoda solo en el dormitorio, podrían perderse de la gran capacidad de almacenamiento y elegancia que una cómoda puede aportar a una oficina en casa. Cuentan con muchos cajones y espacio en la cubierta, y vienen en una amplia variedad de estilos.

Coloca algunas cajas o canastas con mucho estilo en tus estantes o consola multinivel. Esta opción no solo resulta colorida y altamente personalizable: los contenedores pequeños son ideales para llevarlos directamente a tu escritorio cuando lo necesites.

No olvides el espacio de pared. Piensa más allá de colgar fotos y obras de arte: instala un gran pizarrón para anotar tus ideas, un calendario de pared, o incluso un enorme tablero de avisos para mantener tu escritorio libre de papeles con recordatorios por todos lados.

El almacenamiento puedes resolverlo de muchas maneras: unas repisas tradicionales, un antiguo aparador, una librería por piezas, un armario. Si necesitas cajones hoy los venden independientes de muchos materiales y acabados, o puedes decorarlos o restaurarlos tú mismo.


5) Colores

Los colores tienen la capacidad de influir en la percepción que las personas tienen del medio ambiente, generando diferentes emociones y sensaciones, tales como tranquilidad, excitación, depresión, incremento el apetito, calidez, frescura, etc. Estos efectos, donde la psicología del color  es la clave, es aprovechado hoy en día en distintos aspectos, desde técnicas de marketing, hasta la decoración de espacios.


Entendiendo que el color de la pintura de una oficina en casa determina el ambiente del lugar, ¿pero sabías que también puede ayudarte a ser más productivo? Con respecto de este efecto tan positivo, los matices de azul, verde y amarillo son verdaderas fuentes de energía pura. ¿Te encantan los colores neutros? Prueba con gris o blanco: estos tonos son muy versátiles e irradian una sensación de frescura. No tienes que ajustarte a ningún color en específico. Si el rosa te da la confianza que necesitas, o si el morado te recarga de energía, ¡llena de esos colores tu espacio personal! Recuerda: las tendencias son divertidas y los consejos son geniales, pero en última instancia eres tú quien sabe lo que es mejor para ti y tu oficina en casa


De acuerdo con algunos estudios sobre psicología del color, citados en un artículo de Entrepreneur, el amarillo suave es enérgico y fresco. Se cree que al usarlo en espacios de oficinas propicia la innovación y estimula la creatividad de los colaboradores. De hecho, es utilizado en entornos donde laboran artistas, escritores, diseñadores y desarrolladores, entre otros profesionales creativos.


Por otra parte, una infografía de Quill, indica que el color naranja simboliza la resistencia, aumenta el rendimiento creativo y genera entusiasmo en las personas que tienen contacto con él. También resulta efectivo para inspirar la innovación y generar cierta sensación de calma y naturalidad, que reduce la ansiedad y genera cierta sensación de bienestar.


El color verde también es un color ideal para promover los pensamientos creativos, ya que logra un efecto de equilibrio entre la mente, el cuerpo y las emociones, generando, además, una conexión con la naturaleza que puede mantener a los colaboradores calmados pero eficientes al mismo tiempo.

Los colores que deben evitarse en una oficina


Así como hay colores que estimulan la creatividad, la sensación de bienestar y la productividad de los colaboradores, hay otros que generan efectos negativos.

Un estudio de la Universidad de Texas descubrió que las oficinas de color gris y beige, inducían sentimientos de tristeza, depresión e incluso opresión, especialmente en las mujeres. Mientras que los espacios de trabajo de color púrpura o con tonalidades frías generaron en los hombres sentimientos similarmente sombríos.

El color blanco, si bien es recomendado para crear ambientes de orden, limpieza y armonía, tampoco es apto para lugares de trabajo, ya que desincentiva la motivación y productividad.


Algunas recomendaciones

Al elegir colores para las oficinas de trabajo, es recomendable complementarlos con otros colores o tonos acordes para evitar la uniformidad cromática, que puede llegar a ser desgastante para la vista, e incluso generar sensación de cansancio.


También es importante seleccionar correctamente la intensidad de los colores, ya que de por sí, pueden tener sus propios efectos. Es el caso del azul, que en todos pálidos puede generar un ambiente calmo, mientras que otro más brillante puede llegar a ser tan estimulante como el rojo o el violeta.


Por ejemplo, en una oficina pintada de amarillo suave, con algunos toques en blanco o verde -y una muy buena iluminación natural-, los colaboradores se sentirán relajados pero enérgicos. La parte creativa del cerebro actuará con mayor velocidad y lo más factible es que las ideas empiecen a fluir con naturalidad. Y todo irá mucho mejor si el espacio está diseñado para que el personal creativo pueda interactuar entre sí fácilmente.


Considerando que al tener colaboradores felices, una empresa puede aumentar su productividad hasta un 30%, el uso de colores adecuados como parte de un diseño integral de un espacio laboral, es sin duda un beneficio por el cual vale la pena invertir, idealmente acudiendo a expertos capaces de determinar cuáles son los colores apropiados para cada ambiente en función de las actividades desarrolladas, y según también el perfil de los colaboradores y la identidad de marca del negocio.


Amatips

Después de tomar en cuenta los grandes ítems para el espacio de la oficina, te dejo recomendaciones que pueden dar un vuelco positivos al lugar:

Los estantes flotantes permiten tener a mano todos nuestros elementos de trabajo; además, resultan súper prácticos para enganchar algunas lámparas que aporten un toque industrial al ambiente.

El color y los accesorios sirven para segmentar sectores: aquí, la pared aquí es el marco perfecto para la biblioteca y la alfombra genera un sector de lectura apartado del área del escritorio.

Un entrepiso puede ser un espacio muerto en la casa o se puede aprovechar para armar un rincón de trabajo.

Mezclar estilos también sirve para lograr un conjunto ideal las sillas, el escritorio, la lámpara y el mueble blanco con un aplique de vinilo, se conjugan a la perfección. 

Sino quieres estropear la pared bajo el escritorio, puedes poner un vinilo adhesivo, o tapizar con un frente de madera que protegerá la pared de las punteras de tus zapatos.

Al decorar una oficina en casa no debes olvidar hacer un rincón agradable con algunos elementos decorativos: algún toque personalen lapiceros o cajas, plantas, una gran foto en vinilo a modo de papel pintado, o quizás decorar con rayas alegres alguna otra pared en la que puedas a ratos descansar la vista y despejarte un poco.

El problema fundamental que tienen las oficinas en casa se basa en la falta de un espacio bien diferenciado del que se corresponde a la vivienda. Si no puedes tenerlo en tu proyecto, utiliza separadores o mamparas que logren dar esa sensación de espacios distintos. Con el paso del tiempo, tu cliente te agradecerá la concentración que logra con tu proyecto.