Se acabaron las vacaciones, de regreso a la rutina



Desde hace años tengo dos fechas importantes de reinicio en mi vida, donde me siento a planificar, chequear horarios y establecer hábitos. Esos momentos son a principio de año y a mediados de agosto.


El tema es que paso siempre vengo de un reset de las fiestas o del verano. Pero si te soy sincera el que me tomo más tiempo de organizar las cosas es el de agosto, porque siempre se comienza una etapa nueva, en mi caso con mis hijos, son grados nuevos, actividades y horarios diferentes por eso es una forma de comenzar.


Ahora el tema de las metas sí lo hago en enero y en agosto las chequeo, las ajusto o como este año, las genero nuevas. (Te prometo que el próximo articulo será para saber cuándo hay que cambiar de meta).


Todo comienza echándole un vistazo a mis prioridades, luego chequeo donde estoy en mi meta y hago un balance de lo que he hecho que me ha funcionado y que no, eso lo hago sencillo una lista de dos columnas. Ahí defino que debo cambiar y que debo mantener.


Luego me voy a generar los hábitos, pero esos aprendí a planificarlos. Y este año voy a generarlo tres en distintas categorías; en mi caso voy a generar uno en mi área laboral, uno que me ayude a llegar un paso más a conseguir mi meta, uno en el área personal; ese realmente es el más íntimo, es algo que me ayude a mi como persona y uno familiar, que tendrá que ver con el tema de las rutinas en casa. Eso lo hare este fin de semana largo.


Hay que comenzar

Ahora esto puede producir mucha ansiedad o estrés, y la clave para eso es ir paso a paso, por eso lo comienzo días antes de regresar al trabajo o que mis hijos regresen a clases.


Además, lo divido en etapas para que no sea un choque, a mi me encanta comenzar, pero a mis hijos no tanto así que voy poco a poco, eso sí con todo planificado y te voy a contar todos los detalles.


1) El espacio

Comienzo por el espacio donde estaremos puede ser casa u oficina o ambas.

En el caso de nuestro hogar, abrimos la puerta de casa y nos invade una sensación agridulce. Entre el alivio de recuperar nuestro mundo y la pena de volver a la rutina. Es un buen momento para darnos cuenta de todo lo que no queremos dejar atrás de nuestras vacaciones y detectar lo que echábamos de menos de casa.


Así que aprovecho de renovar y ordenar las cosas de forma diferente mientras saco las maletas. Sino he viajado, solo cambio las cosas de lugar.


Uno de los principales propósitos que todos tenemos al regresar es mantener este estado de calma y bienestar, que el estrés no nos arrastre a la primera de cambio. Por eso es que digo de hacer las cosas poco a poco y no regresar el día antes de que vayas a trabajar.


Pero si lo hacemos de forma calmada puedes tomar descansos de 10 minutos dos veces al día, yo estoy tomando uno en la mañana y otro en la tarde es una buena manera de mantener el espíritu veraniego, mientras arrancamos con todo.


Aparte de organizar los espacios y sacar las cosas que vamos a usar en esta nueva temporada siempre hago que redecoremos cada uno en la familia nuestro espacio, sea para trabajar, estudiar o desconectarte.


Muchas veces no es renovar todo, pero si puede ser mudarte de espacio o adicionar detalles que te motiven.


2) Alimentación

Este es un punto importante para mí, porque en vacaciones suelo relajarme con lo que como, así que de regreso me desintoxico.


No hago nada extraordinario, solo tomo más agua, hago ayuno, incremento la ingesta de frutas y verduras, tomo infusiones y le digo adiós a los alimentos procesados.

Hacerlo a la par de ordenar la casa, hace que mi cuerpo entre en sintonía. Eso me permitirá descansar y preparar mi cuerpo para un nuevo comienzo.


3) Mis rutinas

En cuanto a mi rutina del sueño es la que más trabajo porque en verano solemos dormirnos tarde y despertar tarde. Pero tengo un método que nunca falla y es para todas las edades.


Comienzo a ponerme la meta de la hora que quiero despertar, en mi caso es regresar a estar activa a las 5am. Si lo haces de un día para otro será horrible porque es duro para tu cuerpo.

Lo que hago es saber la hora en que estoy durmiendo y cada dos días me voy a ir a la cama 20 minutos antes, eso sí me voy a despertar 20 minutos antes.


Entonces genero un plan de acción como este:

Domingo me acuesto a las 11pm

Lunes despierto el lunes a las 7:30 am – me acuesto a las 11pm

Martes despierto a las 7:30 am – me acuesto a las 10:40pm

Miércoles despierto 7:10 am – me acuesto 10:40pm

Jueves despierto 7:10 am – me acuesto 10:20pm

Viernes 6:50 am – me acuesta 10:20 pm

Sábado despierto 6:50 am – 10:00pm

Domingo despierto 6:30 am – 10:00pm

Con este plan en 3 semanas puedo lograr mi objetivo.


Ahora sino tienes mucho tiempo como yo que este año comencé tarde para el inicio de clase, propongo la hora, ejemplo los primeros 3 días nos despertamos a las 7am y de ahí vamos bajando horario y para dormir iniciamos 10pm. Pero lo ideal siempre es ir de 10 min cada día.



4) Es hora de trabajar

Cuando estamos de vuelta al trabajo después de vacaciones supone reincorporarse a la rutina, y no es fácil. Todos conocemos la existencia del síndrome post vacacional, y no queremos que nos invada y nos afecte por eso:


Antes de ir a la oficina debes fijar tus objetivos en esta nueva etapa, cuidado que no es lo mismo que una meta, te explico AQUÍ


Cuando planifiques tus rutinas y tareas, recuerda empezar por las más sencillas y básicas. No sería productivo empezar con una carga fuerte ya que su elevado esfuerzo puede darte la impresión de que es imposible y que no puedes. Con objetivos sencillos te sentirás más realizado y te ayudará a recuperar el ritmo progresivamente.


Recuerda escoger el método que más te funcione a ti y a tus prioridades.

En tu lugar de trabajo, limita y prioriza el contacto laboral con los clientes o tus compañeros de equipo. Es decir, comienza con el proyecto más importante y reúnete con los demás para repasar los puntos aplazados. No es recomendable empezar con todos los proyectos a la vez porque mermaría tu capacidad de trabajo.

Desconéctate cada noche y los dos primeros fines de semana crea planes relajados para que el cuerpo se vaya adaptando.


5) Regreso a clases

Si estas como yo que tienes hijos en etapa escolar debes hacer una planificación aparte para ellos, es importante trabajar sus metas y objetivos, usualmente lo hago en una reunión familiar, que se hacia los viernes, pero este año la voy a cambiar para los sábados.


Y dale herramientas de planificación.

Ahora si eres mamá debes tener más herramientas a la mano, para no perder tiempo y por eso te hice un ebbok para que lo descargues y veas cada etapa.


Al final el tema de organizarte es que puedas disfrutar de cada momento del día, sin dejar hacer las cosas importantes para ti.



17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo