Para este nuevo año quiero...




A final de cada año usualmente estamos en tres escenarios: el primero es de fiesta, amigos, diversión y el 1 de enero comenzamos a ver lo que haremos para el aó siguiente; el otro es divertirse y relajarte porque estas segura de lo que quieres para el próximo año o el ultimo escenario que es que le das vuelta y vuelta a la cabeza y no sabes que es lo que realmente quieres.


A pesar de que él 2020 ha sido un año difícil y de mucho aprendizaje se mantienen los patrones, ahora siento que no me puedo preparar para el 2021 como lo hacía para años anteriores; por eso es que la forma de recargar las energías y descansar ha sido diferente, pues lo he alternado con estudio y preparación debido a que le di la vuelta a diferentes métodos para aplicarlos y que no me sienta presionada, estresada o desmotivada porque no creo que mis metas se cumplan o peor aun, ahogada encerrada en mi hogar mientras trabajo.


Así que como les prometí por redes sociales les he preparado distintos artículos con muchos #Amatipspara prepararnos para el próximo año.

Síguenos


Un paso más allá que pensar

El 2020 una de las herramientas que más me ayudo y quiero conservar en el 2021 es tomarme el tiempo de reflexionar (no significa pensar) y cómo dicen la filosofía Hindú, pensar con el corazón y sentir con la cabeza las cosas que quieren, que en este punto solo es un propósito.


Eso suena loco y al final sencillo, pero les cuento que no lo es, es un proceso tan individual que merece que nos tomemos un tiempo, que para algunos puede ser 10 minutos, otros 30 minutos, otros un día y otros varios días (ese este ultimo ítems estoy yo) y todos estar perfectamente bien, pues recordemos que todos somos únicos.


“Sino sabes a donde vas, cualquier camino te llevara allí”

Pensamiento de Robin Sharma autor del libro “Descubre tu destino con el monje que vendió su Ferrari”




Manos a la obra

La siguiente pregunta es ¿Cómo lo hacemos? Es importante que sepamos lo que realmente queremos para poder direcciones nuestras acciones a llegar a eso que deseamos. Y para eso:

Comienza por hacer una listas de todo lo que necesitas.

Da igual que sea dinero para pagar tu casa, adelgazar unos kilos, o ser más felizy positivo en tu vida.

Luego haz otra lista de todo lo que quieres:unos abdominales, un coche, carisma, no tener que preocuparte por el dinero, tener tiempo libre para estar con tu familia, todo lo que quieras.

Y pregúntate:

¿De verdad quiero esto?¿O sólo lo he escrito porque suena bien, por complacer a otros, o porque es algo fácil de conseguir?

¿Este propósito contradice a otroque he escrito? Si es así, ajústalo.

¿Es un deseo positivo y no negativo?Tus propósitos deben reflejar algo que quieres, no algo que quieres eliminar de tu vida. Por ejemplo: quiero comer más sano para adelgazar en vez de decir quiero quitarme la grasa del estómago.

¿Son propósitos específicos?No es buena idea que digas quiero ganar más dinero, es mejor decir quiero ganar $1.000 cada mes.

¿Estoy incluyendo cambios personales que necesito hacer?Es muy probable que necesites confianza en ti mismo y determinación – entre otras cualidades – si quieres alcanzar tus metas.

Y déjala ahí por un momento. Esto lo que hace es ayudarte a vaciar tu mente para que nos enfoquemos en lo que realmente queremos. Deja la lista



Más que un “Yo quiero”

Aquí quiero que pensemos un momento, porque a veces estamos tan decididos en lo que supuestamente queremos que pareciera que tuviéramos unas gríngolas en nuestra cabeza como los caballos de carrera y solo miramos al frente y con un ángulo definido. Y en años como el 2020 eso hizo que muchas personas se vieran seriamente afectadas en sus vida o productividad.


Por eso es importante ver otros ángulos antes de decidir trabajar en lo que tenemos en mente.

Eso no quiere decir que lo cambien lo que quieren solo que quizás puedes descubrir una forma más sencilla de llegar o con ¿por qué? diferente. Y para abrir el panorama podemos pensar: