• ama peraza blog

Mi herramienta secreta: Infusiones




Por Amaris Peraza


Desde hace siglos las hiervas han sido utilizadas en la cocina, de igual forma muchas plantas son increíbles para nuestro cuerpo. Y particularmente soy amante de las infusiones, no solo por ayudarme a desconectarme del mundo con sus exquisitos olores, sino porque muchas de ellas me ayudan con propiedades medicinales. Y lo mejor completamente natural.


Ahora ese tipo de infusiones las uso yo, jamás se las doy a mi hijo pequeño, porque pueden ser perjudiciales, por ese motivo lo evito, a mi hijo de 13 años le doy algunas muy suaves.


La más sencilla es el agua tibia con limón en ayuna, este ayuda a equilibrar el cuerpo y da vitamina c.


Y en infusión es como mejor se aprovechan sus bondades medicinales, terapéuticas y aromáticas. Para hacerla, al contrario de lo que muchos creen, hay que calentar el agua (nunca hervirla) y después agregar la cantidad de planta deseada. Si, por el contrario, el agua hierve, ya no es una infusión, sino una tisana. Además, con el proceso de ebullición la planta puede perder alguno de sus principios activos, sobre todo los aromáticos.

No todo es manzanilla

Resulta que la infusión más famosa es la manzanilla, pero te dejo las que uso comúnmente:



Té verde

El té verde es mi favorito además  es una de las infusiones herbales medicinales más conocidas, se utiliza para reducir el riesgo de cáncer y eliminar la acción de factores de riesgo externos como la contaminación y el cigarro. Todo esto se debe a los polifenoles, unos potentes antioxidantes que luchan contra los radicales libres.

Reduce los niveles de colesterol en sangre, promoviendo la salud del corazón y evitando el fallo cardíaco. Es excelente contra virus de todo tipo y para prevenir las caries y otras enfermedades bucales. Además da energía.



Jengibre

El jengibre es energizarte y estimulante, permite mejorar la digestión, alivia las náuseas y tiene propiedades antiinflamatorias que permiten disminuir el dolor producido por la artritis. Evitar si consumimos warfarina o medicamentos similares. Pero no es busno para personas que sufran de tensión alta





Menta

La menta nos ayuda a digerir mejor la comida, por lo que es ideal hacer una infusión herbal si nos sentimos mal del estómago tras una comilona. También está prescrita para personas con cálculos biliares, alivia náuseas, vómitos y mareos, refresca el aliento aunque no está recomendada para aquellos que padecen de acidez. Controla los dolores musculares, elimina la congestión, el asma leve y la tos y disminuye el estrés.




Romero

El romero es antiespasmódico, digestivo, alivia la tos y el asma y sirve para tratar diferentes problemas en el hígado y la vesícula biliar. Deja de utilizar esta hierba aromática solo para cocinar y anímate a preparar una infusión herbal medicinal.


Manzanilla

La infusión de manzanilla mejora el sistema digestivo, evitando la indigestión, los gases y la hinchazón. Ayuda a lidiar mejor con el estrés, relaja el cuerpo y la mente y ayuda a dormir mejor; aunque no debe ser consumido por alérgicos a la planta y aquellas personas que tengan anticoagulantes como la warfarina.

A mi particularmente me da un poco de taquicardia.




Canela

La canela es una de las especias más conocidas y deliciosas de la cocina y desde la antigüedad ha sido asociada con ciertos beneficios sobre el organismo.

Potente antioxidante debido a que la canela conlleva un buen número de polifenoles capaces de actuar frente a los radicales libres.

Un estudio, centrado en la variedad Cassia, encontró que un consumo diario de entre 1 y 3 gramos de canela podía mejorar los niveles de glucosa e insulina en sangre de personas diabéticas o prediabéticas.

En investigaciones con animales, la canela ha mostrado tener efectos sobre la grasa abdominal.

Pero sube la tensión, así que hay que tener cuidado.


Tomillo

Como condimento, como planta ornamental o medicinal, el tomillo es una de las hierbas silvestres más manidas. Además, su uso se remonta a siglos atrás, pues se sabe que ya lo utilizaban en la antigua Grecia como remedio para curar las heridas y en la Edad Media para paliar los casos de asma. Aunque el tomillo se usa ampliamente en la cocina como condimento, infusionado es un excelente aliado para reforzar el sistema inmunológico, pues contiene en su composición timol, el cual tiene acción fungicida. Por tanto, una infusión diaria a base de esta hierba puede ayudar a prevenir dolencias muy comunes y molestas, como catarros, dolores de garganta o tos.



Hinojo

El hinojo en infusión puede ayudar frente a las enfermedades infecciosas de origen vírico y bacteriano, como han demostrado varios estudios al respecto.

Por otro lado, esta bebida supone un aporte importante de antioxidantes capaces de combatir el efecto de los radicales libres y reducir los efectos del envejecimiento.

Otras propiedades medicinales sobre el organismo del hinojo incluyen protección frente a ciertos daños gastrointestinales y beneficios cardiovasculares, aunque en estos casos la evidencia científica solo ha sido demostrada en animales.


Así que te invito a probarlas

19 vistas