Guía práctica para escribir nuestras metas


Estamos comenzando el año y todos tenemos mucha energía para hacer todo lo que nos propongamos, pero sino convertimos en algo más concreto nuestros propósitos, sueños o intenciones de comenzar el 2021, solo se quedaran en eso, haciendo que nuestra motivación desaparezca y por ende cambiaremos de metas, convirtiéndolo en un ciclo o nos frustraremos.


Es por eso que te he preparado una guía sencilla con tres métodos y mis tips personales para que puedas crear tus metas y así cumplirlas.


Del país de los sueños


Es este punto pensemos en lo macro, en el sueño o propósito (chequea la diferencia AQUÍ) .

Hay personas que lo llaman la gran roca o la semilla, el nombre es el que más te guste, se trata de esa primera chispa que se crea para que puedas alcanzar algo.


Entonces para arrancar comencemos a escribir sin filtrar nada una lista de cosas que quieres lograr, recuerda que todo esta bien, si para ti esta bien.

Después de que tengas la listas, concéntrate en sentir y léela en voz alta, y ve puntuando del uno al cinco cada una y de ahí podrás sacar las 4 primeras (que son las que obtuvieron mayor puntaje).

Con ese cuadro de inicios, hazte las siguientes preguntas:

¿Qué es lo que realmente deseas lograr?

¿Si es tan importante para ti, como es que no lo estas viviendo ahora?

La idea es no tener muchas metas porque no te vas a enfocar, así que te recomiendo una meta familiar, una laboral y una personal.


Ahora hay diferentes métodos para escribir las metas, la verdad creo que eso de pende de nuestra personalidad, aquí te presentare tres:


1) Método SMART

Este método es sencillo y famoso, solo debes generar una meta que contenga estas características:


Specific (Específicas)

Las metas deben ser escritas de manera simple y clara, logrando definir exactamente qué vamos a hacer. Específicas implica establecer el qué, el por qué y el cómo.


Measurable (Medibles)

Para tener evidencia tangible de que se ha logrado un objetivo, es necesario que nuestras metas sean medibles, y por lo general, existe una meta final que engloba varias a corto plazo. En ciertas ocasiones será sencillo medir tu progreso, en el caso de metas monetarias como ahorros o inversiones, se podrá ver reflejado en tu cuenta de banco. En otros casos, el resultado se puede controlar a través de una bitácora o registro que muestre constantemente el progreso, sea semanal o mensual.


Achievable (Alcanzables)

Las metas deben ser algo que puedas cumplir, para ello asegúrate que sea lo suficientemente retadora, pero bien definida para que puedas lograrla. Debes estar consiente que tienes los conocimientos, habilidades y competencias necesarios para cumplirlas, de lo contrario solito estarás complicándote a falta de recursos o experiencia.


Realistic (Relevantes o Realista)

Las metas deben medir resultados, no actividades, es decir, cuando determines una meta, asegúrate de que sea realista y orientada a un resultado. También se denominan como orientadas a resultados, con el fin de seguir una serie de pasos que te lleven a un objetivo deseado. Determina los beneficios de alcanzar una meta.


Timely (Calendarizadas)

Es necesario establecer un periodo límite para conseguir cada objetivo, denominando como urgentes aquellos que generen cierta tensión y presión entre la realidad actual y la visión de la meta. Sin dicha tensión, la meta conlleva pocas posibilidades de obtener resultados significativos.


NOTA: Este era el método que utilice hasta el 2020, pues con todo el tema del confinamiento el ítems del tiempo lo que hizo fue que me diera mucha ansiedad.



2) Método PURE

El sistema PURE – que significa “Puro” en inglés – son un acrónimo de positively stated, understood, relevant y ethical. Esta técnica se enfoca en aspectos más filosóficos para la definición de las metas. Lo que propone el método PURE es una revisión de las metas enunciadas desde los cuatro ángulos que componen su acrónimo:

  • Positively stated (enunciados en positivo)

Describir lo que se quiere obtener y no lo que se quiere evitar. Según la metodología PURE, formular un objetivo en positivo es más constructivo y motivador para los equipos de trabajo.

  • Understood (entendible)

Cada objetivo plasmado en el plan debe quedarle claro a cada miembro de la empresa. Si alguno de los integrantes del grupo no comprende uno de los objetivos al leerlo, este se debe reformular.

  • Relevant (relevante)

Los buenos objetivos tienen una relación directa con la compañía, el entorno y las circunstancias. La relevancia es una cualidad muy importante, porque es la encargada de revisar cuan estrecha es la relación entre los objetivos y los problemas que se enfrentan a diario. Los objetivos relevantes tienen una relación vinculante con la realidad del negocio, son cercanos y próximos.

  • Ethical (ético)

La ética siempre por delante. Muchas organizaciones, afortunadamente, han emprendido un viaje sin retorno hacia la sostenibilidad y el respeto por el entorno; razón por la cual la ética se ha ganado un espacio dentro de los objetivos corporativos.