• ama peraza blog

El reto de trabajar desde casa para las mujeres

Actualizado: mar 13



Por Amaris Peraza


La mayoria de los emprendimientos comienzan desde casa, y si hablamos de protyectos femeninos soo un 30% fracasa, frente a un 58% de empresas creadas por hombres. Esto a pesar de que en su mayoria las mujeres no solo gerencias sus trabajos, sino sus casas, cuidan a la familia y educan a sus hijos.


El tiempo que las mujeres dedican a trabajos sin remuneración casi duplica al de los hombres:  ellas destinan 26,5 horas a la semana, frente a las 14 horas de ellos. Ese tiempo es el que se emplea en cuidar a hijos o familiares, tareas domésticas, cursos y colaboraciones sin sueldo en ONG, por ejemplo, según el INE. Tengan hijos o no y al margen de si en casa trabajan ambos, las mujeres casi duplican a los hombres en el tiempo que dedican a este tipo de labores. La única situación en la que los hombres dedican un tiempo parecido a estas tareas (11 horas, frente 13,3 horas de ellas) es cuando no tienen pareja.


Es todo un reto que las mujeres lo enfrentan a diario en el mundo entero, es por eso que celebrando el mes de la mujeres quise dejarles una guia de cómo podemos ser exitosas y productivas en nuestros diferentes ambitos.




Paso 1

Las estadisticas dicen que los emprendimientos de mujeres suelen mantenerse en más de 70%, asi que el primer paso es entender que se requiere una organización importante y mucha disciplina, pues de lo contrario se vuelve un caos, lo que repercute en el estrés, la ansiedad, el cansancio y la frustración.


Si vives sola es más fácil poder acomodarse a una rutina de trabajo, pero cuando tu familia entra y sale de casa, tiene horarios diferentes, es indispensable que encuentres junto a ellos la mejor manera de que te ayuden y te impulsen en tu empleo.


En primer lugar se debe tener como prioridad la utilización del tiempo. Y saber que es lo importante para ti, comienza por


1) Autoconocernos y evaluar nuestro momento actual. Existen muchas formas de hacerlo, y la que suelo utilizar es observar cómo me siento haciendo x actividad, ¿qué energía tengo?, ¿qué pensamientos me genera?, ¿cómo me siento antes y después de realizarla?

Aclaro esto lo hago sin juzgarme y de ahí comienzo a tomar decisiones.


2) Luego hago la lista de las cosas que realmente CREO son mis prioridades, al principio es muy larga y en el transcurso del proceso la voy acortando.


3) Al tener la lista, chequeo el lenguaje que use para referirme a determinada situación, luego reflexiono. Y este fin de semana me enseñaron una palabra clave que nos ayuda con la reflexión y más aún nos permite descubrir lo que pienso de alguna actividad y es el PARA… ¿Para qué lo hago? eso me da más luces de lo que es realmente importante.


4) Además se debe pensar ¿Cuánto estas dispuesto a sacrificar?


5) El otro punto fundamental dale a cada cosa el valor que tiene para ti, aquí ya comienzas a ir acortando la lista.


6) Tacha aquellas prioridades que no dependan de ti.


7) Y por último has de nuevo la lista, léela en voz alta y fíjate cómo te sientes, y que emoción genera en ti.


De ahí las ordenas en función a cuál te emociona más a la que menos te emociona y tomas la decisión de escoger las que creas convenientes. Recuerda esto es muy personal, no te dejes influir por lo que quieran los demás, de ser así no serían tus prioridades.


Entonces al tener esas prioridades una vez al día, si trabajas en eso perfecto, si no puedes comenzar a organizarte en tu trabajo y terminar una hora antes tus obligaciones y en ese tiempo hacer actividades sobre tus prioridades, ahora si el empleo no te lo permite levántate una hora antes o acuéstate una hora después y realiza alguna actividad que te lleve a cumplir esas prioridades.


La mayoría de las personas que trabajan desde su casa no saben administrar de forma correcta los horarios, y eso conlleva a estar pendientes de sus tareas casi las 24 horas del día. Sí, por más raro que parezca, es mucho más difícil desprenderse de las tareas de oficina justamente cuando se trabaja a distancia.



Lo segundo que debes evaluar es la disciplina y poder organizativo que poseas. Esto se debe a que ciertas personalidades necesitan que otros (los jefes o encargados de área) les faciliten la rutina, porque cuando lo quieren hacer por ellas mismas se saturan o bien caen en errores de cálculo en lo referente a carga horaria, entregas, prioridades, etc.


* Reconoce qué partes de tu trabajo puedes hacer en periodos de tiempo cortos, y hazlas mientras el bebé hace una siesta, o está entretenido en el columpio. Pon al lado de tu mesa o escritorio algunos de sus juguetes favoritos para contestar un email o escribir el borrador de una carta.


* Cuando estés trabajando, no te distraigas con quehaceres domésticos. Para eso puedes diseñar un plan de limpieza diario que te evite grandes jornadas

Lo cierto es que la modalidad de trabajo desde casa es efectiva y exitosa si se logra realizar un balance perfecto entre la vida laboral y personal.


¿Cómo hacer?

Para que puedas trabajar desde casa, te dejo varios tips:



1. Decora y aduéñate de tu lugar de trabajo.

Es de suma importancia que previo a comenzar a trabajar bajo esta modalidad pienses en el lugar ideal para llevarla a cabo todos los días. No es necesario invertir todos tus ingresos en decorar tu hogar para tener tu propia oficina, pero sí es indispensable que encuentres un ambiente separado del resto de la familia donde puedas enfocarte, pensar, recibir o realizar llamadas y elaborar todas tus actividades.




2. Define un orden y rutina laboral.

Tienes la flexibilidad de trabajar en horario cortado, fuera del típico “8 a 1 y de 2 a 5”, puedes hacerlo muy temprano en la mañana o promediando la noche. Pero siempre debes procurar encontrar una jornada de trabajo ideal y luego cumplirla al pie de la letra. Para crearla recuerda lo que te comente en un principio de cuál es tu horario más productivo del día. Y en base a eso planifica.

En lo concerniente a objetivos prefijados, lo mejor es llevar un orden de prioridades y tareas a cumplir estableciendo cuánto tiempo le dedicarás a cada acción y de qué manera lo llevarás a cabo.

Tienes que saber adaptarte a las circunstancias y ser capaz de encontrar el mejor momento para hacer cada tarea.



3. No trabajes full time

La oficina nos permite entre otras cosas realizar un corte mental, si bien cruzamos la puerta de salida. Ahora, cuando trabajas desde tu casa ese quiebre en donde tu cabeza se activa para disfrutar de los amigos, el gimnasio, estudio o hobbies se vuelve difuso y en muchas oportunidades prácticamente es nulo.

A la larga, estar siempre alerta al sonido del celular, a un mail de último momento, o a adelantar una tarea que tiene fecha límite en una semana por las dudas no llegues a tiempo, te causarán estrés, ansiedad y sensación de agobio.

Por el contrario, el equilibrio y las actividades placenteras te darán esa dosis de energía que necesitas para encarar cada problema laboral como un desafío y cada labor rutinaria como una oportunidad de destacar. De esta manera, no sólo serás más productivo en tu empleo sino más pleno en toda tu vida.


4. Establece tus propias metas e incentivos.

Es muy fácil perderse en las tareas cotidianas, cuando menos te das cuenta es fin de año o alguna fecha significativa y llegas a la conclusión de que las riendas de tu presente laboral se han llevado solas sin que tú hayas podido elegir y dirigir tu esfuerzo.

Es por eso que es vital que puedas pautar con tus empleadores metas de trabajo con objetivos a mediano y largo plazo para que te motiven en el crecimiento de tu carrera y eviten un estancamiento.


Unos detalles que debes chequear

Planea tus comidas semanales de antemano, cocina doble y congela la mitad para otro día.


Evita las interrupciones que no sean por emergencias


* Diles a tus amigos cuál es tu horario de trabajo para que no te llamen a esas horas.

* Si recibes una llamada personal en tu horario de trabajo, ofrécete a volver a llamar a la persona que te llamó cuando acabes tu trabajo.

* Si no puedes poner una línea de teléfono independiente para tu negocio, usa el teléfono móvil para tu trabajo y, durante tu horario laboral, permite que la máquina contestadora recoja las llamadas al teléfono de la casa.

25 vistas