• ama peraza blog

¿Ayunar dopamina para vivir mejor?


Por Amaris Peraza


La Dopaminaes uno de los muchos neurotransmisores que utilizan las neuronas para comunicarse entre ellas. Se ha dicho que es la hormona de la felicidad, o la del placer, o la responsable de las adicciones, pero ahora hay una tendencia que comenzó en Sillicone Valley y se expande por el mundo Ayuno de Dopamina¨ así que quise investigar un poco al respecto y dejarte saber si es beneficioso o no.



Comencemos por el principio

Cuando hablamos de vicios, ya bien sea juego, sexo o drogas, la dopamina es la meta-droga, o la «droga» que ayuda a engancharnos. Por ejemplo, cuando consumimos droga, estas sustancia interactúan con las neuronas generadoras de dopaminas que se disparan y te provocan ese subidón tan adictivo.


Casi cualquier vicio se considera vicio porque está relacionado con la segregación de dopamina por lo que es una actividad que potencialmente puede llevarnos a dejar de lado otros aspectos básicos de nuestra vida para perseguir una recompensa continua.


La comunidad científica coincide en señalar que la dopamina también está involucrada en el complejo sistema cognitivo que nos permite sentir motivación y se involucra en algunos aspectos de nuestra vida, que no teníamos ni idea, como:


1. Tu personalidad

La dopamina podría ser uno de los factores a tener en cuenta a la hora de saber si una persona es más introvertida o más extravertida, más cobarde o más valiente, o más seguro o inseguro.

Varias investigaciones sostienen esta relación entre dopamina y personalidad. Un estudio que se llevo a cabo en la Clínica Universitaria de Charité, en Alemania, y que fue publicado en Nature Neuroscience señaló que la cantidad de dopamina encontrada en la amígdala cerebral de un sujeto podría ser un indicador fiable de si éste es tranquilo y sosegado, con una buena confianza en sí misma, o si por el contrario sería temeroso y con propensión a padecer estrés.


2. Sobrepeso y obesidad.

Las personas con tendencia al sobrepeso y a la obesidad cuentan con menos receptores de dopamina en su sistema nervioso y, en consecuencia, necesitan ingerir más cantidad de tarta para notar la misma satisfacción que produce el acto de comer algo dulce. Digamos que son menos sensibles a los sabores que producen adicción. Esta es la conclusión a la que llegaron unos investigadores ingleses, gracias a un estudio publicado en Science.




3. El gusto por las emociones fuertes

Desde la neurociencia, ha sido detectado como un importante factor a la hora de predecir esta propensión a disfrutar con los riesgos y las emociones fuertes.

Una investigación de la Universidad de British Columbia liderada por Stan Floresco y publicada en Medical Daily en el año 2014 reportó que la mayor presencia de dopamina en ciertas regiones cerebrales en personas adolescentes hizo que éstos fueran demasiado optimistas con sus expectativas y asumieran riesgos demasiado altos.


4. Estatus social y satisfacción

Mediante distintas técnicas de neuroimagen, un estudio descubrió que cuanto mejor es el estatus social de un individuo, mayor es la cantidad de receptores D2 de dopamina ubicadas en su cerebro.

Esto hace que se sientan más satisfechas con su vida y que, por tanto, actúen en consecuencia; los objetivos de una persona con buena autoimagen no son los mismos que los que tiene una persona más pesimista en este aspecto.


5. Clave para la creatividad

Varias investigaciones publicadas en Plos han detectado que las personas con una mente especialmente creativa tienen una densidad menor de receptores D2 de dopamina en una región cerebral en concreto: el tálamo.

Esta parte del encéfalo tiene como principal función filtrar los estímulos que recibe la corteza del cerebro. Esto facilitaría las conexiones neuronales que nos permiten asociar conceptos de una forma más eficiente, mejorando la creatividad.


6. Potencia los niveles de motivación

Se suele hablar de la dopamina como el neurotransmisor encargado de la sensación de placer, pero los últimos hallazgos muestran que su principal función podría ser la motivación.

Un estudio reportó que el vínculo entre motivación y dopamina es cierto, puesto que se demostró que las personas más enfocadas a cumplir con ciertos objetivos exigentes eran las que más dopamina tenían en su córtex prefrontal y en su cuerpo estriado.



La nueva moda




Ahora entendiendo que es la dopamina y como hace que funcione nuestro cuerpo, podremos entender la moda que existe en California donde los genios de la tecnología han llamado “Ayuno de dopamina” y consiste en aislarse, y no tener estímulos de sus teléfonos, computadores y los más extremos del mundo exterior.


Esto lo comenzó el genio tecnológico James Sinka de 24 años de edad, que ha contado en entrevistas como lo hace: "Tengo la suerte de tener amigos, familiares y socios extremadamente solidarios", dice el empresario en tecnología de Silicon Valley.


"Les digo con anticipación: 'Reservo el 17 de noviembre para un ayuno de dopamina; lo siento, no tendrán noticias mías. No es que no los quiera, es que tengo que hacer esto por mí mismo'. En un principio les parecía un poco ridículo, pero ahora están acostumbrados. Se ríen y lo entienden", agrega.

Cuando ayuna, se enfoca en reducir los estímulos de tres áreas diferentes: el ambiente, su comportamiento y los efectos químicos. No escucha música, ni usa aparatos electrónicos, ni habla con nadie. Evita la luz artificial, deja de comer y prescinde de las drogas o los suplementos.


La parte más difícil es encontrar tiempo para hacerlo en medio de las demandas relacionadas con su trabajo. "Eso significa que no atienda llamadas telefónicas, no me reúna con inversores y reprograme reuniones", explica. Pero él cree que el ayuno es una inversión que vale la pena hacer. "Es difícil y restrictivo, pero los beneficios lo valen", dice Sinka




Sinka cree que lo que está haciendo es una versión moderna de la meditación Vipassana, adaptada para el mundo del siglo XXI. "Todos los días estamos sobreestimulados, ahogados en el ruido de estas cosas, y ahora podemos dar un paso atrás, reflexionar y volver a involucrarnos de la manera que queremos, no de la forma en que hemos estado entrenados".


Quizá no haya que llamarlo ayuno de dopamina, argumentan algunos expertos. Milton, quien lo describe como una "idea interesante", sugiere que los beneficios reales pueden provenir de sentir que tienes el control.


Una droga digital



Todo esta moda comienza porque las redes sociales están formando parte cada vez de nuestras vidas y nos están alejando de lo vital que es disfrutar los momentos o comunicarnos efectivamente.

Si bien es cierto son maravillosas, pero tiene efectos en nuestro organismo.

Los efectos de las redes sociales sobre el cerebro, el doctor Pedro Bermejo, neurólogo y presidente de la Asociación Española de Neuroeconomía explica “ya se han comprobado sobre nativos digitales y se conoce que estos aprenden de un modo ligeramente diferente a los que no lo son. Por una parte, los nativos digitales son capaces de hacer varias tareas a la vez con mejor resultado y por otra son más rápidos buscando información para dar respuesta a preguntas concretas”. Y añade “se ha comprobado que tienen mayor dificultad para discernir entre las fuentes de información fiables y la que no lo son, dándole más importancia a la información que captan de sus amigos y conocidos, y menos a las páginas web oficiales y más confiables”.


Desde una perspectiva biológica, se ha demostrado que las redes sociales provocan cambios en los neurotransmisores como la oxitocina, la adrenalina, la dopamina, la serotonina, la testosterona y el cortisol.


Uno a uno:

Mayores niveles de oxitocina se relacionan con más compras e inversión y con una mayor influencia de la familia y la pareja.

La adrenalina, que se libera puntualmente en el uso de redes sociales estaría vinculada con la agresividad.

La dopamina se libera cuando se recibe un ‘like’. De esta manera se activan los centros de recompensa y se incrementa la sensación de felicidad.

El aumento de la serotonina podría modificar los comportamientos sociales hacia un carácter más introvertido y la prioridad de los intereses individuales frente a los de grupo.

Por otra parte, altos niveles de testosterona se vinculan con una menor tendencia a establecer nuevas amistades en Facebook y el cortisol tendría impacto en la fidelidad a las amistades.

Entre los cambios en las capacidades cerebrales, los expertos también señalan la influencia de las redes sociales en cuestiones como la pérdida de capacidad de concentración y de prestar atención, así como la de leer y escribir textos largos. Respecto a los beneficios sociales de las redes sociales existe consenso sobre el papel definitorio de las redes sociales en la búsqueda de pareja o relaciones sexuales, su impacto en la educación, búsqueda de trabajo o compra online.


Un punto en contra

No todo es positivo o real al parecer con el tema del ayuno debido a que diferentes científicos y psicólogos manifiestan que no existe tan bajón de dopamina cuando ayunamos.

"La liberación de dopamina puede ser provocada por una variedad de estímulos externos, especialmente eventos sobresalientes e inesperados", dice Joshua Berke, profesor de neurología y psiquiatría en la Universidad de California, en San Francisco.


"Estos pueden variar y van desde repentinos ruidos desagradables hasta estímulos que, a través de la experiencia previa, se han asociado con la recompensa", apunta.

Los promotores del ayuno de dopamina creen que los seres humanos nos sobreestimulamos por los "golpes" de dopamina que proveen las redes sociales, la tecnología y la comida.

Dicen que evitando deliberadamente estos estimulantes, que vemos como actividades placenteras, podemos disminuir la cantidad de dopamina en nuestro cerebro. Luego, después del ayuno, cuando volvemos a involucrarnos con estos estimulantes, los disfrutamos más y nuestras vidas son mejores.


Sinka cree que los "golpes" rápidos y regulares de dopamina nos hacen "adormecernos de la misma manera que alguien que consume cocaína y desarrolla tolerancia".

Pero con el ayuno, señala, "estás tratando de deshacer esa tolerancia desarrollada. Eso te permite reflexionar y ver las cosas con una perspectiva más grande, reevaluar. Cuando te vuelves a involucrar con esos estímulos, resultan más atractivos de lo que fueron en un principio".


El doctor Cameron Sepah, un psicólogo que trata a muchas personas en Silicon Valley, dice que el ayuno de dopamina se basa en una técnica de terapia conductual llamada "control de estímulos" que puede ayudar a los adictos a eliminar los propulsores. Lo describe como una forma de optimizar la salud y el desempeño de los ejecutivos y capitalistas de riesgo con los que trabaja


"Dada la naturaleza siempre activa y de alto estrés de sus trabajos, son propensos a comportamientos adictivos para suprimir el estrés y las emociones negativas", explica.

Pero abstenerse por completo de cosas como las redes sociales y la tecnología sería un suicidio profesional, por lo que sugiere una abstención a corto plazo para reequilibrar sus vidas. Sepah dice que sus pacientes reportan mejoras en estado de ánimo, capacidad de concentración y productividad, porque tienen más tiempo libre para otras conductas saludables.

Ahora también los expertos de Ifeel dicen que unos niveles alterados de dopamina, tanto por exceso como por defecto, están presentes en la enfermedad de Parkinson, la esquizofrenia.


Ahora según estos expertos, y la verdad comparto un poco esta percepción, lo que mejora los niveles de dopamina es "trabajar no solo al servicio de la mayor productividad posible, sino con objetivos reales que repercutan directamente sobre la felicidad, además de relacionarse con las personas de manera física, los hábitos de vida saludable, tener un sueño estable o no consumir drogas que nos hagan dependientes, entre otros".

Ahora ayunar y poder desconectarte del mundo exterior para conectarse contigo siempre será beneficioso y te hará más productivo y más feliz



29 vistas